En las últimas décadas nos hemos acostumbrados a escuchar términos que ya se han convertido en algo común a medida que la psicología para niños se iba consolidando como una herramienta cotidiana, aunque en muchos casos no sabemos muy bien qué significan. Es el caso se terminologías utilizadas, sobre todo, para referirse a niños. Por ejemplo, el síndrome de Asperger. Es muy probable que lo hayas oído mencionar o que incluso te hayan sugerido que sometas a tu hijo al test de Asperger pero, ¿sabes realmente qué es? Aunque sea un término muy utilizado en los últimos años, muchas personas lo suelen confundir erróneamente con el autismo. Como psicoterapeutas infantiles en Madrid estamos familiarizados con la detección y el tratamiento de este síndrome.

 

El test de Asperger sirve para detectar si un niño padece este síndrome que, aunque pueda presentar algunos síntomas del autismo, tiene algunas diferencias. Una de las más importantes es el IQ. A diferencia de las personas que sufren autismo, que suelen presentar un IQ bajo, quienes padecen Asperger tienen un IQ normal, o incluso alto en muchas ocasiones. Sin embargo, algo que ambos grupos tienen en común es su dificultad para comunicarse. Se trata de personas a las que les cuesta hacer amigos y no saben muy bien que decir durante la comunicación interpersonal, aunque no de manera tan aguda como en el caso del autismo. Otra de las características comunes es su inflexibilidad. Las dos tipologías de paciente se caracterizan por seguir unas reglas y normas muy estrictas que deben seguir. En caso de que lo hagan, no saben cómo desenvolverse ya que no saben ser flexibles y su rutina deja poco espacio a la espontaneidad.

Test Asperger

Realiza el test de Asperger y sal de dudas

 

En la actualidad existen diferentes tests, algunos están incluso disponibles online, para identificar a aquellas personas que podrían tener el síndrome de Asperger. Sin embargo, someterse a un test de Asperger de esta naturaleza no es un diagnóstico clínico, como el que elaboran nuestros psicoterapeutas infantiles en Chamberí. Tanto para diagnosticar como para tratar este tipo de problema es necesario solicitar la ayuda de un profesional especializado. Por lo tanto, si tienes dudas la opción adecuada es acudir a nuestra clínica y dejar que nosotros nos encarguemos de darte las respuestas y las herramientas que estás buscando. Por eso, te animamos a que te pongas en contacto con nosotros y podamos resolver todas tus dudas.

Consúltanos sin compromiso

Aviso legal y la Política de Privacidad de la web.