Recupera una dinámica familiar sana

La familia constituye la red de apoyo social más importante para la mayoría de nosotros. Por eso, cuando se adquiere una dinámica familiar dañina afecta al resto de relaciones en nuestra vida. Desde nuestra clínica sabemos que la familia es un sistema, no una suma de individuos independientes los unos de los otros. Por eso, las acciones y los cambios de cada miembro del sistema afecta a todos los demás, ya que sus acciones están interconectadas mediante las diferentes relaciones. Para resolver los conflictos de la unidad familiar se debe, por tanto, tratar a todos los miembros en su conjunto incluso en los casos en los que la conducta o hábitos de una sola personas sean las que afecten a la familia al completo, por ejemplo los casos en los que el hijo o el padre sufre una adicción que desestabiliza las relaciones familiares.

Para nosotros, desviar el foco de atención desde una óptica individual a una familiar, permite considerar la influencia recíproca que se produce entre los distintos subgrupos que forman la familia. De esta manera, y a través de este tipo de terapia, los miembros la familia reciben ayuda para mejorar la comunicación y resolver los conflictos. Es muy útil en cualquier situación que cause estrés o ira, tensando las relaciones, ya que la terapia familiar fomenta el entendimiento mutuo y la unión. Guiada por el terapeuta, la familia en su conjunto aprende nuevas formas de interactuar y a superar patrones poco saludables de relacionarse entre sí. Si tu familia está sufriendo no todo está perdido, nosotros podemos ayudarte.

Consulta sin compromiso

En nuestro Centro de Psicología Jade queremos ayudarte a recuperar las riendas de tu vida y tu felicidad, y tenemos la terapia que necesitas. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas sin compromiso.

Si necesitas ayuda, no dudes en contactar