causas de la depresión 10 Sep 2018

BY: Jade Psicología

Servicios

Comentarios:No hay comentarios

En algún momento de la vida, todas las personas tienen presentes los sentimientos de tristeza y melancolía, al igual que ocurre con la alegría y el placer. Sentir tristeza y melancolía no significa tener una enfermedad, pero en algunas ocasiones puede llegar a serlo para determinadas personas.

Cuando una persona, en un momento determinado de su vida, sufre sentimientos de este tipo severos y prolongados, o tiene síntomas que afectan a su capacidad a la hora de relacionarse con los demás, trabajar o afrontar el día a día, es cuando la tristeza puede convertirse en una depresión. ¿Cuáles son las principales causas de la depresión?

Causas de la depresión

Las causas de la depresión pueden ser muy variadas. De hecho, la bioquímica puede ayudar en la explicación de algunos casos concretos. Esto es así porque aquellas personas que sufren depresión suelen mostrar niveles muy algos de la hormona cortisol, así como de los neurotransmisores de serotonina, copamina y noradrenalina, entre otros, que son agentes químicos que actúan en el cerebro.

Estos niveles elevados pueden estarlo por motivos hereditarios. De hecho, puede existir un origen familiar de la depresión, en el que los niños reciben una visión del mundo negativa debido al comportamiento de los padres, o que crecen en un ambiente que no es positivo ni enriquecedor, por ejemplo.

Otra causa de la depresión puede ser una pérdida emocional muy profunda que derive en cambios bioquímicos que fomenten la depresión. De esta forma, este tipo de cambios pueden provocar la depresión a largo plazo, no de forma inmediata.

La pérdida de un trabajo, la falta de adaptación a algunos cambios… no se sabe con certeza qué provoca una depresión, pero existen diferentes factores conocidos como desequilibrios de los neurotransmisores del cerebro.

Síntomas de la depresión

  • Tener un estado de ánimo depresivo durante la mayor parte del día.
  • Gran disminución de interés o de capacidad para sentir placer en casi todas las actividades.
  • Pérdida acentuada de peso o aumento de peso, sin realizar ningún régimen para ello.
  • Tener insomnio o hipersomnia.
  • Enlentecimiento o agitación psicomotores.
  • Sentirse fatigado o sin energía a diario.
  • Falta de concentración, o indecisión.
  • Tener pensamientos suicidas o de muerte de forma recurrente sin un plan específico o sin tentativa de suicidio.

Cómo prevenir la depresión

Además del tratamiento farmacológico establecido o el psicoterapéutico, una vez que el paciente haya mejorado, es necesario seguir algunos consejos como una forma de prevenir la depresión:

  • Tratar de tener pensamientos positivos, tener una actitud optimista.
  • Realizar deporte, cuidar su salud física.
  • Mantener una rutina diaria uniforme.
  • Reanudar sus responsabilidades poco a poco y de forma gradual.
  • Aceptarse a uno mismo y no compararse con otras personas a las que considera mejores.
  • Expresar siempre sus emociones.
  • Seguir en todo momento el tratamiento que se haya impuesto.
  • Reunirse de forma periódica con su terapeuta. La terapia seguirá ayudando al paciente.
  • Tener una alimentación equilibrada y saludable.

Una vez que ya conocemos las causas de la depresión, los síntomas y algunos consejos para la prevención, debemos tener en cuenta que la terapia es un factor muy importante a la hora de superar este tipo de patologías. Además, hay diferentes tipos de terapias: individual, en grupo, terapia online, etc. de modo que es posible encontrar la más adecuada para adaptarse a las necesidades concretas para cada paciente.

Son muchas personas las que sufren depresión y no encuentran la ayuda que necesitan. Por eso, identificar la enfermedad será el primer paso para encontrar el mejor tratamiento para superarla.

Deja un comentario